En Aranjuez el toro, en Córdoba el caballo y en Ronda la doma. 

 

EL PURA RAZA ESPAÑOL UNE A CÓRDOBA Y ARANJUEZ

El pura raza español nace en Córdoba hace más de cuatrocientos años y tras la Guerra de la Independencia Córdoba cedió el testigo a Aranjuez.

La Real Yeguada más antigua de España

La Real Yeguada más antigua de España nace en Aranjuez de la mano de Carlos V con las yeguas pertenecientes a la antigua Orden de Santiago, pero Felipe III las venderá para volver a comenzar con las yeguas traídas desde las caballerizas cordobesas, Córdoba y Aranjuez unidas para siempre por el caballo andaluz.

El mejor toro en Aranjuez, el mejor caballo en Córdoba y la mejor doma en Ronda (Málaga)

Uno de los festejos más conocidos en la época de los Austrias era la fiesta de toros y varas. Nos la encontramos en Madrid, Toledo, Salamanca, Aranjuez… Más allá del espectáculo, Felipe II quiso mejorar la calidad del toro, del caballo y de su doma; en resumen, mejorar la calidad de los protagonistas de aquellos espectáculos públicos.

 

Para ello creó el mejor toro en Aranjuez (el jarameño), el mejor caballo en Córdoba (caballo andaluz o pura raza español) y la mejor escuela de doma en Ronda. Un concepto de eficiencia que oscila entre lo científico y económico, un concepto muy propio del renacimiento interesante para analizar.

El caballo andaluz

En el Siglo XVI Felipe II ordena a Diego Lopez de Haro y Sotomayor I Marqués de El Carpio que se agrupasen los mejores sementales y yeguas de las tierras que rodeaban el Guadalquivir, éste sería el origen del caballo andaluz.

Las caballerizas, al igual que el Real Sitio de Aranjuez, dependerían de la Junta de Obras, Jardines y Bosques.

La corona poseería también la yeguada más antigua de España: la Yeguada Real de Aranjuez, formada por las yeguas de la Orden de Santiago en tiempos de Carlos V cuando el patrimonio de las ordenes militares hubo revertido en la corona. También poseía la Corona otra Real Yeguada en Valladolid, pero no eran comparables con la  cordobesa.

Las caballerizas cordobesas fueron construidas sobre las antiguas caballerizas de la etapa califal y albergaban a más de dos mil caballos. En 1734 se incendiaron y hasta la época de Carlos III no concluyó la nueva obra.

Las caballerizas fueron de propiedad de la Casa Real hasta el mandato de Fernando VII, pero a día de hoy, sigue conservándose el concepto de pura raza desde hace más de cuatro siglos.

“Córdoba es la madre de los mejores caballos del mundo”.

Miguel de Cervantes Saavedra.

Siguiendo la frase de Cervantes, Felipe III vendería todas las yeguas de Aranjuez (aquellas de la Orden de Santiago) y volverá a empezar con cincuenta yeguas traídas desde Córdoba en 1604. La tradición ganadera de Aranjuez se mantuvo puesto que Fernando VI traería a Aranjuez cuarenta yeguas andaluzas.

Así la Real Yeguada siguió ampliándose hasta alcanzar la cifra de 2581 ejemplares entre yeguas, caballos, potros, mulas y burros en época de Carlos IV.

Sala de la Yeguada en la Real Casa del Labrador

En la Real Casa del Labrador Carlos IV destaca esta sala donde Zacarías Velázquez retrató en sus paredes entre 1799 y 1800 las explotaciones agropecuarias del Real Sitio donde en uno de sus costados aparece La Yeguada del Cortijo con sus pastoresen el que se muestran unos curiosos ejemplares de cabeza “acarnerada” como indica Javier Jordán de Urriés y de la Colina en su libro sobre la Real Casa del Labrador de Aranjuez.

Sala de la yeguada, Casa del Labrador

Deslocalización cordobesa y traslado a Aranjuez.

La entrada de los franceses durante la Guerra de la Independencia hace cambiar la localización de la Real Yeguada de Córdoba a las Islas Baleares en 1808, pero ya no regresaron a Córdoba, sino a Aranjuez, las caballerizas cordobesas quedarían como depósito de sementales.

Tras la Guerra de la Independencia se reubicó la Real Yeguada.

La Real Yeguada de Aranjuez también se dispersó por tierras de Córdoba, Gibraltar y Mallorca, pero luego todo lo que quedó Fernando VII lo agrupó en el Real Sitio.

Importante, hay que destacar en el Real Sitio de Aranjuez la Construcción de la Casa de la Monta en época de Carlos III, quien incluso hace desaparecer la ganadería de reses bravas de Aranjuez con doscientos años de historia para ofrecer mas pasto y proteger de incidentes a su amada Real Yeguada.

El escudo Real de Carlos III aparecen tanto en las caballerizas de Córdoba como en Aranjuez.

Aranjuez no sólo destacó por la cría del Pura Raza Español

Aranjuez no sólo destacó por la cría del pura raza español, también se cuidaba la raza de caballos frisones para tirar de los carruajes y mulas, siendo la envidia de España y de Europa y, como no, utilizados como excelentes regalos muy apreciados a nivel internacional.

¡Ojo! que la mula también era muy importante… Tras la independencia de estados unidos Carlos III envió de regalo dos mulas a George Washington para su rancho de Virginia, llegó solo una por la cual estuvo muy agradecido a la corona española. El regalo evidenció el gran valor de las mulas en la época, una hábil mezcla genética de la que Aranjuez también participaba.

Dujardin, Karel (1622-1678) – Dibujos, grabados y fotografías – entre 1652 y 1660. BDH.

La calidad de la mula o el burro era un factor determinante para el campo, de hecho, el día 26 de octubre de 1985, en el doscientos aniversario del día en que el burro español llegó a EEUU, hubo una iniciativa en el congreso para proclamar aquel día como Día de Apreciación de la Mula.

¿Sabías que el burro casi extingue al pura raza español?

Para mayor sorpresa hay que decir que tenían tanto valor la mula y el burro que casi se extingue el caballo pura raza en el siglo XVI y XVII por reservar las yeguas sólo a los burros.

Hablando de burros

Fernando VII reorganizaría la Real Yeguada en Aranjuez en 1814 lo mejor que pudo. En el siglo XIX la cría del caballo estuvo en riesgo serio por las continuas guerras que lo azotaron. Fernando VII, además del caballo español, frisones y mulas, añadiría el caballo inglés o de carreras.

Alfonso XVIII y la envidiable sección inglesa.

A principios del siglo XX Alfonso XVIII ganaba los primeros premios del Hipódromo de Aranjuez usando el caballo inglés que pastaba junto a los ríos Tajo y Jarama mostrando que la tradición prosiguió mas allá del siglo XIX.

Os dejamos con una estupenda imagen de la Real Yeguada bebiendo del Tajo, junto a la Casa de la Monta en tiempos de Isabel II.

Postales de la Real Yeguada de Aranjuez. Laurent. Colección Canovas del Castillo. Finales del S. XIX.

Increíble colaboración del Ayuntamiento de Córdoba. ¡Gracias!

Gracias al Ayuntamiento de Córdoba por animarnos a investigar sobre las Reales Caballerizas cordobesas  al hablarles nosotros del toro jarameño en Aranjuez. Este contacto tuvo lugar durante las visitas guiadas que ofrecimos durante el Primer Encuentro de Jóvenes Embajadores del Patrimonio Mundial.

Como curiosidad y para mayor rigor: hasta 1912 no catalogan el pura raza andaluz como tal. Para saber más sobre este aspecto:  caballosytoros.com. Esta mención es para aclarar que el pura raza andaluz de Felipe II no tiene que ver nada con el actual pues ha ido evolucionando.

En la Parte 2 hablaremos sobre el toro jarameño (Aranjuez) y en la Parte 3 sobre la escuela Rondeña (Málaga). Aranjuez, Córdoba y Málaga unidas por la historia, unidas por Felipe II.

Recordar que desde Aranjuez realizamos visitas guiadas a diario para que no te pierdas nada. También nos podéis escribir al correo info@visitaranjuez.com para consultar dudas o aportar más información. ¡Gracias por estar ahí!

 

 

Los comentarios están cerrados.