José Bonaparte rezando en el Real Oratorio, Aranjuez

¿Que atormenta al rey José Bonaparte? Una historia de victorias y derrotas constantes bien podría justificar gastar aquellas dos onzas de oro por el favor divino.

José Bonaparte Aranjuez Oratorio

“Entre los sucesos históricos de este palacio (Aranjuez) ocupa el lugar preferente, haber oído misa en el pequeño oratorio el intruso rey José Bonaparte el día de los Inocentes del Año 1808, gratificando con dos onzas de oro al primer teniente de la capilla que la celebró y a dos acólitos que le ayudaron.”

Cándido López y Malta, Historia descriptiva del Real Sitio de Aranjuez. 1868.

Antecedentes y mas familia Bonaparte en Aranjuez:

Mucho antes de que pisara Aranjuez José Bonaparte, el 18 de marzo de 1801 firmaban Manuel Godoy y Luciano Bonaparte, hermano de José Bonaparte el Tratado de Aranjuez de 1801, acuerdo de unión entre la tropa y la flota de Francia y España contra Inglaterra, entre otros asuntos.

Tras la derrota en Trafalgar y en el Cabo de San Vicente todo cambió, la posición española se debilitó y España se encontraba ante el empuje de Franceses e Ingleses.

Tras el Motín de Aranjuez de marzo de 1808 el ejercito francés ya estaba en Madrid y a finales de marzo se crean las primeras disputas entre los soldados franceses y españoles. Este tema se amplia en la ruta Aranjuez Misterios y Leyendas.

La actitud francesa ante la anarquía política española era de dominio total en el territorio español y poco a poco se estaban haciendo con todo él.

El 19 de Julio de 1808  los franceses son frenados en Bailén. José Bonaparte entra en Madrid el día 20 de Julio, es proclamado Rey el día 25, pero la derrota de Bailen hace que tenga que replegarse hacia el norte. El ejercito francés se retira de Aranjuez el 30 de Julio de 1808 llevándose una buena cantidad de vacas suizas y pintas. 

Mientras José Bonaparte se retira, España comienza a reorganizarse y ante el avance firme de Francia y el 25 de Septiembre de 1808, se crea la Junta Central Suprema Gubernativa del Reino en la capilla del Palacio Real de Aranjuez, se creó la máxima institución de gobierno de la España no ocupada por los franceses en ese momento. Esta creación terminaría convirtiéndose en las Cortes de Cadiz.

Lo que José Bonaparte no supo comandar lo hizo su hermano Napoleón Bonaparte, el autentico poder en la sombra. España volvió a perder posiciones ante Francia y José Bonaparte volvería a pisar Aranjuez. Entre el 1 y el 2 de Diciembre de 1808 los diputados de la Junta Central Suprema han de retirarse de Aranjuez con los franceses pesándoles los talones. El día 6 de diciembre se rendía Madrid de nuevo y el 6 al 7 de madrugada entraban en Aranjuez.

El 28 de diciembre de 1808 José Bonaparte rezaría en el Oratorio de Palacio Real de Aranjuez. En Aranjuez sucederían muchas mas cosas durante la Guerra de la Independencia hasta 1814, pero por hoy nos quedamos con el ejercito frances entrando y saliendo, la creación de lo que se convertiría en las futuras cortes de Cadiz y José Bonaparte rezando para no volver a retirarse.

Fuentes:

Cándido López y Malta, Historia descriptiva del Real Sitio de Aranjuez. 1868.

Aranjuez, sitio, pueblo. Aranjuez, 1750 – 1841. Angel Ortiz Cordoba. Capitulo XIII.

Notas:

La imágen no corresponde con el Oratorio del Palacio Real de Aranjuez

José Bonaparte rezando en el Real Oratorio, Aranjuez
Calificaciones

Los comentarios están cerrados.