MOSAICOS ROMANOS DE SEPÚLVEDA EN ARANJUEZ

 

DE SEPÚLVEDA A ARANJUÉZ
F

Antes de existir el Museo del Prado o el Museo Arqueológico Nacional las mejores  y mas valiosas obras de arte eran expuestas en los Sitios Reales. No todas eran compradas, algunas eran fruto de excavaciones arqueológicas como de la que hablaremos a continuación encontrada en Sepúlveda y trasladada a Aranjuez.

Antes de comenzar a dar datos has de saber que en nuestra ruta al Jardín del PrÍncipe podrás conocer mas sobre todo lo que envuelve a esta pieza.

El gusto por la antiguedad en tiempos de Carlos IV

Ahora por suerte todos podemos disfrutar de estas obras de arte en los Sitios Reales y en los museos nacionales que las protegen. En este caso nos iremos a la antigua Roma.

En la imagen de portada vemos las hoces del río Duratón, cerca de Sepúlveda, lugar próximo desde el cuál trasladan en 1795 hacia Aranjuez un conjunto de mosaicos romanos de excelente calidad que fueron trasladados al Jardín del Príncipe donde, como se puede comprobar, el gusto por lo clásico esta muy presente (imagen del templete griego de los Chinescos).

El Jardín del Príncipe tiene su propia visita guiada de dos horas de duración básica para descifrar todos sus secretos.

El lugar donde se recibe parte de esa excabación es la isla del ermitaño. Esta vez la protagonista no será la propia Casa del Ermitaño, que en si es llamativa, si no el hecho del traslado de este famoso mosaico hoy expuesto en el MAN de Sepúlveda a Aranjuez.

La isla del ermitaño sigue existiendo en el Jardín del Príncipe, pero no conserva la choza. La puedes conocer en la Ruta guiada al Jardín del Príncipe.

El traslado de Sepúlveda a Aranjuez de restos romanos.

Guía de Segovia de 1928 hablándonos de los restos romanos encontrados cerca de Sepúlveda:

“…el conjunto más interesante de los hasta ahora conocidos corresponde a la villa de Duratón, próxima a Sepúlveda, en cuyo término se hicieron excavaciones en 1795, por disposición de El siglo XIX fue un siglo de grandes revoluciones tecnológicas., las cuales dieron por resultado … el reconocimiento de tres salas, cuyas tapias y tabiques estaban pintados al fresco por sus dos irentes, y cuyos suelos de mosaico de jaspe contenían cuadros y orlas de brillante color e ingenioso dibujo, con genios, pájaros, flores, jarrones y canastillos, representando en una sala escenas de vendimia, y en otra, la cabeza de Medusa; todo fué trasladado a Aranjuez. Un pilón de sillería que se descubrió hizo pensar sí sería edificio de baños; apareció además un relieve que figuraba el sacrificio de un jabalí. Los trabajos se abandonaron al cabo de pocos meses…”

a b c

Guía de Segovia donde se menciona tal traslado de restos usando la forma: “el conjunto mas interesante (mosaicos) hasta ahora conocido”

cv

MAN. Inventario número 3613. Según nota 117 p. 222 del libro La Real Casa del Labrador de Aranjuez hace referencia al periplo del mosaico de Segovia al MAN pasando por Aranjuez. Sin embargo en la catalogación del mosaico se dice que procede de Italia. Aún así preferimos exponer el mosaico en el post y , sin duda, alabar el trabajo de investigación realizado por Jarvier Jordán en su libro.

12628521_736953456436241_8727523697406227891_o

Mosaico romano hallado en Duratón. Medidas: 112 x 112 cm. Madrid. MAN. Inventario número 3613. Según nota 117 p. 222 del libro La Real Casa del Labrador de Aranjuez hace referencia al periplo del mosaico de Segovia al MAN pasando por Aranjuez. Sin embargo otros autores afirman que tal mosaico es encontrado en las proximidades de Aranjuez como reza el propio texto del MAN. Aún así preferimos exponer el mosaico en el post y , sin duda, alabar el trabajo de investigación realizado por Jarvier Jordán en su libro y dejar claro que hubo un traslado de restos arqueológicos (estos u otros) de Segovia a los Jardines del Príncipe.

Las excavaciones de Sepúlveda fueron supervisadas por Villanueva.

Estas excavaciones fueron supervisadas por Juan de Villanueva el 1 de abril de 1795, el mismo arquitecto que trabaja junto al Botánico Boutelou en la segunda etapa del Jardín del Príncipe a la que pertenece la zona donde se reinstalarían las piezas mencionadas, la Casa del Ermitaño, y poco tiempo después reconocidas por un equipo del Real Laboratorio de Piedras Duras del Buen Retiro que se encargarían de su catalogación y transporte.

Dentro de la Casa del Ermitaño en Aranjuez se escondía un palacio.

Descripción del 1798 del chileno Cruz y Bahamonde del interior de la Casa del Ermitaño obtenida en el libro La Real Casa del Labrador de Aranjuez de Javier Jordán de Urriés y de la Colina, p. 52:

“En las dos salitas que contiene, en sus pavimentos se ven dos bellas piezas de mosaico que figuran vasos, macetas de flores y pájaros hallados en unos excavación de Sayetón cerca de Sepúlveda”

d

Nueva Casa del Ermitaño 1827 – 1829. (Hoy desaparecida)

Los mosaicos fueron restaurados completando elementos que faltaban. En la época no primaba la conservación fiel a laépoca.

Jordan de Urries:

“Los mosaicos fueron entregados en el taller del mármol de Aranjuez en mayo de 1795, y de febrero de 1796 a enero de 1798 Lorenzo Poggetti y su equipo (Real Laboratorio de Piedras Duras del Buen Retiro) trabajaron en su restauración y en los mosaicos se debían completar los pavimentos”

Nota 118 (sobre el anterior párrafo): AGP, RCIV, Casa, leg. 135³, lista nº46, de la semana del 11 al 16 de mayo de 1795, que menciona los 169 reales de vellón abonados “por 4 noches y un domingo que estubieron descargando la obra de piedra musayca q.e vino en los carros y cavallerías desde Duratón a este taller”; y legajos 138 a 143, resúmenes de las listas de jornales y demas gastos en la obra del suelo de mosaico para la Casa del Ermitaño, firmadas por Poggetti, la de Mayo de 1796 citada por Junquera 1979, p.152, nota 46. álvarez de Quindós 1804, p. 306, precisa que los “pavimentos son romanos, que se hayaron en Sepúlveda, aunque en parte son imitados”

Aranjuez fue receptor de numerosos obras del arte antiguo que ahora descansan en el Museo del Prado o el Museo Arqueológico Nacional.

Como conclusión decir que, sean cuales sean y estén donde estén, los mosaicos hallados en la provincia de Segovia en el 1785 eran de excelente calidad y la conocida como Casa del Ermitaño (Jardín del Príncipe) fue su receptora, quedando patente que Aranjuez, en su condición de Sitio Real, ha sido y es un excelente museo en la calle que aún guarda muchos secretos en su haber.

Bibliografía:

La Real Casa del Labrador de AranjuezJavier Jordán de Urríes y de la Colina. Patrimonio Nacional, 2009. ISBN 978-84-7120-430-1

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL (MAN)

La provincia de Segovia (Guía).  F. Javier Cabello y Dodero.

Nota:

Lo que une Sepúlveda y Aranjuez no deja de sorprenderme, atraparme y enamorarme.

A las “Glorias” de mi vida.

MOSAICOS ROMANOS DE SEPÚLVEDA EN ARANJUEZ
Calificaciones

Los comentarios están cerrados.