Primera piedra del Palacio Real

¿Cuando se colocó la primera piedra?

Felipe II coloca la primera piedra del actual Palacio Real de Aranjuez el 1 de enero de 1565. Aunque ya dos meses antes se comenzaron a abrir zanjas para la cimentación hasta que se vió agua, es decir, hasta que llegaron al nivel freático del río Tajo.

Las obras comenzaron por la torre que veis en la imágen, la Torre de la Capilla.

La decisión de empezar por el espacio sacro se explica “por ser verguenza oir misa en la ermita”, como apostilla el monarca en uno de sus apremios para acelerar la construcción en 1566.

La capilla de Felipe II (Pág 56) Patrimonio Nacional.

Hay otra pregunta que es mas humilde pero increíblemente mas importante. Tan importante como que por ella nos da la UNESCO el título de Patrimonio de la Humanidad:

¿Cuando coloca Felipe II el primer árbol de Aranjuez? 

No obstante, las obras del entorno paisajista de Aranjuez comienzan en enero de 1561 con la calle Bentanilla, nivelando las huertas de Picotajo entre los ríos Tajo y Jarama, realizando la estructuras de irrigación de huertas y jardines, fuentes e incluso se comienza el proyecto de la navegación del Tajo con la ilusión de acabarlas para la Navidad de ese mismo año.

Recuerden que Aranjuez recibe el título de Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad no Ciudad Patrimonio de la Humanidad. La ciudad al igual que los jardines y las huertas históricas  son parte de un todo que hace único a Aranjuez.

¿Cuando surge la primera idea? Contratación del Arquitecto Real.

1561 será cuando Felipe II cambia Toledo por Madrid como capital y gran centro de operaciones, pero mucho antes cuando contrató a Juan Bautista de Toledo como Arquitecto Real, el gran director de orquesta.

Felipe II lo contrató antes de volver de Flandes el 29 de agosto de 1559 supo el Rey que antes de llevar a cabo aquellas ideas de Aranjuez, Escorial, etc.. habría que contratar al mejor director de orquesta del momento. No contrató a Miguel Angel por no “liarla” con el Vaticano (allí estaba trabajando), pero si a alguien que estuvo trabajando con él, el “segundo mejor”.

Como curiosidad decir que posteriormente Juan Bautista de Toledo fue ratificando en Madrid el 12 de agosto de 1561 con una mejora de salario sustancial ¡el doble!

La primera piedra fue cambiar la capital de Toledo a Madrid.

A la par que se crea Madrid en 1561 se crea tanto el Escorial, como lugar espiritual, y Aranjuez, como lugar de deleite y recreo, pero entorno a Madrid giraba todo, o mejor dicho, entorno al monarca allí situado.

En Madrid estaría casi todo el año que para eso era capital. Hay que saber que una vez construidos en Aranjuez Felipe II sólo residiría en torno a un mes o tres semanas o en El Escorial mes y medio. Las jornadas reales no se establecen tal y como las conocemos ahora hasta la época de Carlos III, aunque eso daría para otro artículo.

El ejemplo de la primera piedra de El Escorial.

Se conoce que la obra comenzó por la obra de la torre de la capilla aunque no el lugar exacto donde se asentó la primera piedra en Aranjuez. De manera fortuita si que apareció la primera piedra del Escorial cuando se construían unas nuevas cocinas en el monasterio allá por el 1971. Medía 1,60 metros de largo y 40 cm de alto con la inscripción:

“Dios óptimo máximo, vele por esta obra”

También aparecía el nombre del fundador y del arquitecto, el día y el año en que se asentaba.

De la primera a la última piedra: El alma.

La primera piedra se situaría en la zona roja, la parte construida por Felipe II en el siglo XVI, no sería hasta principios del siglo XVIII, dos siglos mas tarde, con la entrada de los Borbones, cuando se haría la parte azul con Felipe V, la salmón con Fernando VI y las alas laterales verdes con Carlos III.

Se comienza a ampliar cuando llegan los Borbones porque cambia las costumbres, amplían las jornadas en los Reales Sitios. La expansión del Palacio de Aranjuez era inevitable y coincide con la creación de la Granja de San Ildefonso donde pasarían la temporada de verano.

La piedra filosofal.

La verdadera magia es contemplar y ver como sin guía es casi imposible diferenciar para el ojo la zona de los Austrias y la zona de los Borbones. Esto es gracias a que Felipe II, quien crea la figura del Arquitecto Real y todo seguirá un mismo estilo, una misma idea fundadora.

Un estilo mas allá del tiempo que, por encima del apellido (estilo herreriano), marca un estilo propio de la monarquía española.

Es por esto que es tan importante esa primera piedra, pues fue el primer paso de un Felipe II que supo ver su “imperio” como si fuera un todo por encima de sí mismo, orientando estratégicamente todas las construcciones a una marca, un estilo, una filosofía.

Felipe II orientó todas sus construcciones a un estílo una filosofía que vertebraría el futuro de la monarquía española

Si habéis leído hasta aquí muchísimas gracias, sabed que en la ruta guiada Aranjuez Imprescindible vemos in situ las marcas en las paredes de esas estrías históricas y muchas mas láminas e imágenes que ayudan a revivir la historia allí donde pasó. ¡Gracias!

Primera piedra del Palacio Real
2.5 (50%) 2 votes

Los comentarios están cerrados.