Muertas en el Palacio Real: Bárbara de Braganza e Isabel de Farnesio.

Bárbara Braganza e Isabel de Farnesio Aranjuez

Las dos reinas con mas poder de la era borbónica muertas en el Palacio Real de Aranjuez.

 

MUERTAS EN EL PALACIO REAL DE ARANJUEZ: BÁRBARA DE BRAGANZA E ISABEL DE FARNESIO.

Hasta cinco reinas fallecen en el Palacio Real de Aranjuez aunque de muertes regias hablamos mas en profundidad en la ruta Aranjuez Misterios y Leyendas hoy queremos recrearnos en los detalles del fin de Bárbara de Braganza  e Isabel de Farnesio.

De Aranjuez al cielo, una sala de tránsito al otro lado.

El dormitorio del Rey fue en otro tiempo el dormitorio de las Reinas, un fatídico lugar donde encontraron la muerte Bárbara de Braganza e Isabel de Farnesio, mujeres de Fernando VI y Felipe V respectivamente.

¿Sabíais que la cama aparece desecha sin explicación? Esto no es muy científico, pero los vigilantes de seguridad nunca mienten y nos han relatado como en esta sala sigue apareciendo la cama desecha sin que nadie haya pasado y eso que este palacio cuenta con uno de los sistemas de seguridad pasiva mas importantes de España.

Volviendo al caso, la sala ahora se conoce como “Dormitorio del rey consorte Francisco de Asís“, marido de Isabel II que, por cierto, nació en Aranjuez el 13 de mayo de 1822, no todo son muertes…

Sólo se accede a ésta sala en visita privada. A día de hoy la pieza ha cambiado casi en su totalidad excepto su maravillosa bóveda.

Las pinturas que contemplaron las muertes en el Palacio Real:

La quadrattura, una trampa para el ojo, una bella ilusión para ampliar el espacio mediante arquitecturas fingidas que cubren la bóveda, un paraíso al gusto barroco que embarcó para siempre el alma de estas dos reinas.

La pinturas que sobrevivieron al infierno de 1748.

Las pinturas de la bóveda son del 1734-1735, realizadas por Giacomo Bonavía, es la única de las cinco bóvedas pintadas por él que sobrevivió al fatal incendio del 16 de junio de 1748. Un milagro que se puede contemplar sólo en la visita guiada al Palacio Real de Aranjuez.

Al pasar no tengáis prisa, fijaros como en el centro se muestran de la mano de Bartolomeo Rusca las alegorías de la Justicia, la Paz y la Abundancia.

El Rey no pudo soportar la muerte de Bárbara de Braganza.

La muerte de Bárbara de Braganza el 27 de agosto de 1758 desembocó en la locura del rey Fernando VI, no pudo soportar su pérdida y falleció diez meses mas tarde. Estos meses se conocen como “El año del sin gobierno en España” hasta que, tras su fallecimiento, vino Carlos III desde Italia y se recuperó la cordura en el gobierno.

Coplillas a la Muerte de Barbara de Braganza:

La reina no fue muy popular a su muerte, hoy no haremos referencia por qué, pero si que advertimos que Isabel de Farnesio tuvo mucha culpa (fue una suegra cruel). Bárbara fue una reina increíblemente culta e inteligente, sabía seis idiomas (portugués, español, francés, italiano, alemán y latín) y era una gran aficionada a la música.

Bárbaramente comió

Bárbaramente cagó

Bárbaramente vivió

Bárbaramente testó

 

Murió Bárbara, ¡qué horror!
Murió la reina, ¡qué espanto!
Murió sin lograr más llanto
Que el de su mal director

 

Bárbara al fin se acabó
Sin conocer que acababa
Ni que Dios la castigaba
Desde que a reinar entró,
Pero se manifestó
Finalizando su vida
En hediondeces comida,
De los gusanos tragada,
Con muestras de condenada,
sin señal de arrepentida.

Isabel de Farnesio falleció a los 73 años de edad en el mismo dormitorio.

La muerte alcanzó a Isabel de Farnesio (madre de Carlos III) el 10 de julio de 1766 en el mismo dormitorio del Palacio Real de Aranjuez.

Ella no era reina en el momento de su fallecimiento, el rey era su hijo Carlos III, pero la mujer de Carlos III falleció al poco de llegar a España y fue su madre quien ocupó el dormitorio de la reina.

Así pues, Bárbara de Braganza sólo tuvo que esperar ocho años hasta que muriera su suegra y poder exigirle explicaciones de por qué escribió aquellas perversas coplillas…

Las reinas muertas en el Palacio Real de Aranjuez no descansan en El Escorial.

Casi todas las reinas son enterradas en la Cripta Real del Monasterio de El Escorial, casualmente estas son la únicas que no, Bárbara de Braganza en las Salesas Reales e Isabel de Farnesio en el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, junto a sus maridos.

La reina que comenzó la tradición de morir en Aranjuez.

El 3 de octubre de 1568 falleció en el Palacio Real de Aranjuez Isabel de Valois, esposa de Felipe II, no estaba acabada la primera fase de construcción del palacio que conocemos hoy en día, pero residían en el antiguo Palacio Maestral de la Orden de Santiago que a efectos hacía de palacio y estaba en el mismo lugar. En resumen desde hace casi 500 años comenzó la misteriosa cadena de un total de cinco reinas y una princesa fallecidas en el Real Sitio…

Dormitorio del rey consorte desde el exterior

Dormitorio del rey consorte Francisco de Asís, antiguo dormitorio de las reinas de la Casa de Austria.

Muchas gracias por llegar hasta aquí, esperamos que os haya interesado el artículo “Muertas en el Palacio Real”, si queréis saber mas sobre la crónica negra del Palacio Real reserva ahora Aranjuez Misterios y Leyendas, os va a encantar. ¡Un saludo!

+Info en: Ruta Aranjuez Misterios y Leyendas

Los comentarios están cerrados.