Visigodos en Aranjuez

Plano visigodosVisigodos en Aranjuez

Hace apenas un mes saltaba la noticia en la prensa nacional del descubrimiento de una gran necrópolis visigoda en el término municipal de Boadilla del Monte. Pero no es el único lugar donde se asentó este pueblo, pues en el Sur de la Comunidad de Madrid han quedado multitud de vestigios. 

Una necrópolis con mas de 200 tumbas del periodo visigodo

Sin ir más lejos, en Aranjuez, tenemos suficientes pruebas para poder afirmar que en el siglo VI d.C. tuvimos pobladores germanos en nuestro territorio. Es cierto, que el lugar del asentamiento está aún por descubrir, pero los vestigios que nos han llegado confirman la presencia de los visigodos en Aranjuez, pues es una de las mayores necrópolis de la Comunidad, con más de 200 tumbas.

La necrópolis visigoda de Aranjuez fue descubierta en 1985.

El yacimiento se encuentra a sólo 8 kilómetro del centro monumental de Aranjuez, cerca del antiguo apeadero de las Infantas, es lo que conocemos los arancetanos como Cacera de las ranas, hoy totalmente despoblado, pero hay que tener en cuenta que durante los primeros seis siglos del primer milenio, era un importante lugar de comunicación, pues en sus inmediaciones se encontraba la vía romana construida por Vespasiano que conectaba Tarraconensis con la Lusitania, y que conducía de Caesaraugusta hasta Emerita Augusta, pasando por Bílbilis, Complutum, Toletum y Augustóbriga. La Necrópolis visigoda fechada entre el siglo V al VII, fue descubierta en 1985 mientras se realizaban trabajos de extracción de áridos en la zona y tuvo que ser excavada con urgencia por el peligro que suponía la presencia de la maquinaria que ya habían destruido una parte del yacimiento, y la presencia de furtivos con sus detectores de metales, que ya habían conseguido saquear cerca de cincuenta tumbas.

150 tumbas de inhumación en una superficie de 1000 m² en Aranjuez

La intervención del yacimiento se llevo a cabo bajo la dirección de Don Francisco Ardanaz Arranz, documentando unas 150 tumbas de inhumación en una superficie de 1000 m², con la orientación de los cuerpos de Este a Oeste, algo muy habitual en los enterramientos visigodos, y habrían sido enterrados dentro de ataúdes o parihuelas, como constató la presencia de clavos y restos de madera en la excavación.

La tipología de las tumbas es de lo más variado, siendo la más frecuente el construido por lajas de yeso, la fosa simple con parihuelas o incluso algunas fosas comunes construidas totalmente mediante tegulas. Pero el aspecto más interesante y que hace nuestra Necrópolis única, es la presencia de tres cráneos separados del tronco con un dedo en la boca, una particularidad que constata la pervivencia de tradiciones paganas, así como el ritual del banquete funerario, propio en los primeros años del cristianismo.

Ajuares: Pendientes, hilos de oro pertenecientes a cintas, alfileres, anillos de oro, hebillas de cinturón, fíbulas, broches…

Se encontraron bastantes ajuares funerarios, demostrando con el adorno personal el estatus social, por ello se han encontrado: pendientes, hilos de oro pertenecientes a cintas, alfileres, anillos de oro, hebillas de cinturón, fíbulas, broches,… una cantidad importante de objetos suntuarios que hoy se pueden ver en el Museo Arqueológico Nacional (MAN).

¿Cómo aparecen restos visigodos en Aranjuez?

Pero, ¿Cómo llega una necrópolis visigoda a tal paraje? Para conseguir la explicación hay que trasladarse a los primeros años de los visigodos en la Península Ibérica, bajo un periodo de formación e integración del Regnum Visigothorum Hispánico, se asientan en ciudades ya formadas como Toletum, fundas otras como Recópolis o Tolmo Minateda, pero la mayor parte de la población viviría en el medio rural, en un hábitat disperso cerca de las vías fluviales y de los cruces de caminos, con fines puramente estratégicos, pues su deber era cuidar y vigilar dichas vías de comunicación y tener un férreo control sobre estas. Estas aldeas, son conocidas como vici o fundi señorial, emplazados normalmente en alto, cuyas infraestructuras eran rudimentarias y básicas, lo justo para que los habitantes desarrollasen un ritmo vital.

Los restos visigodos en Aranjuez suponen una de las necrópoplis mas importantes de la Península.

Actualmente, el yacimiento funerario está explotado, estudiado y abandonado, caído en el olvido nuevamente por los ribereños, pero no por los arqueólogos, en cuyos escritos relacionados con las necrópolis visigodas citan la Cacera de las Ranas como una de las más importantes de la Comunidad y de la Península. Hoy es difícil divisar la localización exacta por el crecimiento de la vegetación, pero no cabe duda, de que el poblado estaría en sus inmediaciones, quién sabe si algún día se descubrirán sus vestigios, y es que muchas veces deberíamos reflexionar y pensar en lo que tenemos bajo los pies.

Irene Palancar, Redactora de la web http://queaprendemoshoy.com/author/Irenepr/


 
Imágenes de: Ajuar encontrado en Aranjuez, Sepulturas de la cacera, Fotografía de una tumba, Ubicación y ajuar.

ubicación y ajuar Tumba ubicación y ajuar Ajuar


– GARCÍA PERAL, M., “Necrópolis visigodas de la Comunidad de Madrid“, UAM.
 
– ARDANAZ ARRANZ, F., “Arqueología paleotología y etnografía”, nº7, 2000. (Ejemplar dedicado a la necrópoli de la Cacera de las Ranas)
 
 
–  Las imágenes pertenecen al libro de Monserrat García Peral ¨necrópolis visigodas de Madrid¨ y al blog Caminantes en Aranjuez.
Visigodos en Aranjuez
Calificaciones

Los comentarios están cerrados.